Cruce de latitudes y longitudes

Ricardo Alberto Rosero Erazo
Capitán de Navío (R)

Ha existido una tradición marinera como es la de cruzar en el mar por la línea ecuatorial, no
importa en qué longitud, y la de cruzar el meridiano 180 grados, no importa en qué latitud.

Paso del Ecuador

La víspera del cruce, en el filo de la medianoche, por lo general se hace una reunión de
todos los recién incorporados a la institución en la toldilla del buque, adonde llegan el escri-
bano, el pirata y un súbdito de la corte del rey Neptuno para hablar inicialmente con el
Comandante del buque y pasar revista de aquellos que se atreverán a cruza la línea, para
después leer el edicto. En la cubierta 03, la del compás magnético, con luces de bengalas y
multicolores, aquellos personajes anuncian la sentencia que les deparará el próximo día. Allí
participan los que han cruzado una o varias veces los tan temidos pasos. Esa noche hay
para los neófitos lluvia de arroz del cielo, baño con agua de mar y fotos a granel.

He aquí algunos de los poemas, versos y grafitos, recitados en dicha ocasión:

 

Yo estuve en tus dominios
Neptuno es un Neófito
En primera y segunda ocasión,
firma Poseidón
Ahora lo hago por tercera,
Porque siento por ti gran admiración.

 

 

 

Siete mil millas fueron menester
Hoy rendimos culto a la idolatría
Para encontrarte dios Neptuno
dándole paso a la mitología
Pero hoy que mi verdugo eres
dios Neptuno mis disculpas te pido
De mis honores no tendrás ninguno
Al cometer osadía al cruzar tu dominio.

 

 

 

 

Akua Digital Strategies